1312. 23
JAVIER DÍAZ MONTERO | Javi Díaz

El otro día conocí a un hombre en un centro recreativo de alto rendimiento para adultos, otros llaman bar. Nuestros codos se conocieron compartiendo barra y desde el mismo momento que nos dirigimos a la camarera sentimos una conexión; es lo que tiene pedir lo mismo. Me miró extrañado y enseguida me preguntó por mi edad, algo bastante común cuando me afeito antes de salir. Respondí sin pensarlo diciendo la verdad, supongo que porque no me atraía sexualmente: 23.
Al oír el número lo repitió en alto con cierto tono de nostalgia, añadiéndole unos puntos suspensivos al final: 23……
Sin soltar la copa empezó a hablar, con los ojos mirando hacia el lado que miran cuando recordamos algo:
– “23 e… La mejor época. Qué cabrón, quien los cogiera… Bua yo con 23 no paraba, seguro que te hinchas. ¡Cada semana con una! Encima alto, guapete… No me digas más. 23 es que es la edad perfecta, lo hablo siempre con mis colegas. Qué juergas… Lo de salir un miércoles, los conciertos, los festivales… Qué cabrón 23…
– ¿Bueno y tú cuántos años tienes? -Le pregunté inundado de curiosidad.
– ¿Yo? 24.