193. ALGO BONITO
ESTEBAN TORRES SAGRA | BOB ESPONJA

Es urgente y había que hablar cuanto antes, pero como siempre está a por uvas he tenido que dejarle esta carta bajo un imán de la nevera. Ya sé que quince años de convivencia no merecen acabar así. Es lo que hay, tampoco yo creo que su comportamiento conmigo haya sido ideal:
Querido Mario, desde que descubrí que tenías como amante a Maica me carcomía por dentro la curiosidad y me propuse a toda costa conocerla. Deseaba saber qué habías encontrado en ella que yo no te ofrecía. Tras hacerme la encontradiza en una tienda que frecuentaba, como por causalidad, un día quedamos a tomar café y desde entonces hemos congeniado tan bien que ahora somos íntimas. Lo último que me ha confesado es su bisexualidad y que, además de su esposo, tenía un amante masculino- imagino que tú- y que le gustaría tener una femenina –imagínate a quién- tras apretarme con fuerza mi muñeca con su mano. Yo también he tenido mi momento cuando le he dicho que siempre me atrajeron las mujeres, pero que no me atrevía a salir del armario porque mi familia era -y es- demasiado conservadora.
No nos esperes a ninguna de las dos más y queda con Alberto, su marido, que es muy majo y, a lo mejor, del dolor compartido surge algo bonito entre vosotros.