10. AMORES AKÁSHICOS
Jessica Lemus | Jessi Lemus

18/07
Siempre me dijeron que vivir en pareja era algo complicado al comienzo, pero la verdad yo no podría estar más agradecida por el compañero de vida que tengo ¡Es mi compi favorito!
Siempre hace la cama conmigo cada mañana, deja toda su ropa acomodada, lava sus dientes un mínimo de 20 minutos después de cada comida y algo que nunca había experimentado en toda mi vida; baja la tapa del váter.
Lo logré abuela, encontré al ideal para tu nieta favorita.
Con amor, Juli.
15/10
A veces, los deseos se cumplen y es que este niño me lo pone tan fácil… Me abre la puerta del coche cada vez que salimos, usa desodorante cada tres horas y tiene un tipo de color diferente de reloj para cada ocasión. Casio, obvio. Me cose los agujeritos de las mangas que siempre le hago a la ropa con el dedo gordo (maldita ansiedad y mala costumbre, ya lo sé) y jamás se olvida un cumpleaños familiar. (el tuyo me lo sé de memoria, antes de que digas nada y eso que no está en facebook)
En fin, un chiquillo maravilloso que no me deja hacer prácticamente nada porque a él todo se le da bien, así que espero haber respondido a tu pregunta. En resumen, me atiende muy bien.
Saludos y te veremos pronto.
Tu Juli.
5/12
No recuerdo cuando fue la última vez que lavé los platos. No encuentro mi ropa de lo ordenada que está en su respectivo lugar, (que tampoco sé bien cual es) porque me la acomoda a su antojo y por color, POR COLOR es imposible encontrar una camiseta porque te confunde la visual ¿Verdad?
Cada vez que vamos a caminar tiene un contador de pasos que pita cada vez que llegamos a los 8.000 y VIVE escribiéndome poesía.
La verdad que esto de la convivencia con el amor de tu vida no podría ser más perfecta, debo ser la persona más afortunada del mundo.
Saludos abuela,
Juli.
¡Feliz Año!
Ha llegado un año mejor, de segundas oportunidades.
Estamos más que felices y yo en especial, ya que he vuelto a encontrar mi ropa, he lavado los platos, (no he lavado los platos) y no hago la cama hace más de una semana. Perdí la cuenta de mis pasos y cambié la leche de almendras por leche de vaca de toda la vida.
Javi está muy bien, muy sano como siempre y le deseo lo mejor en su nueva vida.
Le he dicho que desde que me empecé a hacer los registros akáshicos, he descubierto que nuestro amor viene de otras épocas y que después de tantas vidas juntos, ya era tiempo de cambiar. Los amores imposibles son siempre los mejores y prefiero que así se quede en esta vida y el resto de ellas.
Al final, haberme mudado fue una gran decisión, sino nunca hubiera conocido a Marco, el de los registros akáshicos.
Tenías razón abuela, la convivencia con el amor de tu vida es lo mejor que te puede pasar.
Con amor, Juli.