1531. APOLOGÍA DE LAS MODERNITOS
Andrea Mas Toledo | Nemo

Las nuevas tecnologías pueden ser nuestras mejores amigas, eso nadie lo pone en duda. Sin embargo, si las nuevas tecnologías fuesen parte de nuestro grupo de amigos, serían esa amiga tonta que todos queremos pero a la que nadie toma muy en serio. ¡Pero ojo, que ella lo intenta, eh! Eso tampoco lo pone nadie en duda… Ahora bien, empecemos con Alexa.

Una noche de esas tontorronas que me había tomado alguna que otra copa de más, llegué a casa un poco pedo, tanto que, al bajar por las escaleras del salón, me resbalé y me quedé medio tiesa ahí en mitad del pasillo. Llamé en voz alta a Alexa para que pidiera ayuda. Y Alexa……
Estaba ocupada.

¡¿En serio?!

Sí, en serio. Y tan en serio. Pero POR SUPUESTO que se tomó las molestias de responderme y de repetir el número de teléfono al que quería llamar, para que viera que me había oído bien. Pero no pasó de ahí. Alexa ya no estaba disponible.
Estupendo.

Luego está Míster Google, el insolente que lo sabe todo. Es un soberano mandón que siempre trata de decirte dónde se supone que deberías estar. Es súper cotilla. Siempre diciendo quién hace qué. “Hoy es el cumpleaños de tu tía Loli. Felicítala porque el año pasado no lo hiciste”. “Alguien te está llamando, pero no sé quién es. Sólo guardaré su mensaje”. “Aquí está tu mensaje”. “Tienes que recoger tus mensajes”. “¿Quieres que te deje un mensaje para recordarte que tienes mensajes pendientes?” “Oye, el amigo de preescolar del padrino de tu prima acaba de publicar en Facebook. Deberías mirarlo porque te gustan las chorradas como esa”. “Por cierto, hace mucho frío fuera y probablemente arruine tu fin de semana. No sé, yo sólo me limito a decirlo”. “¡Ah!, y sé que no irás a ninguna parte, pero hay un camión volcado en Yeste, Albacete.” “Oye, en Instagram, esa tía que odias tanto acaba de publicar una foto con el buenorro de su novio en Maldivas, ¿quieres verlo?” “Y, por cierto, Kim y Kylie organizaron una fiesta maravillosa para Stormi, ¡qué padrazos!”.
Y así está TODO el maldito día. Pero si necesitas que haga algo, ¡ah, olvídate! No lo encontrarás por ningún lado. Porque se habrá quedado sin batería de estar todo el día metiéndose en la vida de los demás.

Y por último tenemos a la *increíble* Siri (nótese el sarcasmo):
Siri es un tanto… especial. El otro día tuve un diálogo con ella que fue algo así:
– ¿Siri como de grande es el Serengueti?

– ¿Cómo se hacen los espaguetis?
– No, eso no es lo que he preguntado.
– Imágenes de espagueti.
– Que no, el Serengueti, Siri.
– Más imágenes de espagueti.

– EL SERENGUETI, EL SERENGUETI.
– Lo siento no veo espagueti en tus contactos.

Y lo asumí: No hay nada que hacer.
Ojalá vuelvan los Nokia.