318. BLANCANIEVES DEL SIGLO XXI
Alvaro Seco Sanchez | Alvaro Seko

Erase una vez una toxica que esta en su casa viendo Instagram y ve el perfil de Blancanieves, una chica guapa, atractiva que subía todos los días stories y hacia directos, tenía miles de seguidores y era adorada por todos ellos, las marcas de ropa y cosméticos le daban sus productos para que los promocionara, era una influencer espectacular. La toxica ardía enrabietada y comenzó a ser su heater número uno, empezó a poner comentarios malos y compró perfiles falsos, para que hicieran lo mismo entonces Blancanieves que era la más querida dejó de subir stories y empezó a perder seguidores, entró en depresión y se fue a pasear al bosque para pensar.
De pronto vio una casa vacía en medio del bosque y la okupo, era una casa de unos enanos que trabajaban en una mina de diamantes, que la verdad para tener diamantes era una caca de casa, los enanos trabajaban en la mina y llegó la hora de ir a casa a descansar, llegaron a su casa y vieron que estaba okupada y llamaron a Desokupa llegó Daniel Esteve con su equipo y se lio parda, pero al final llegaron a un acuerdo y dejaron a Blancanieves vivir con ellos, pero se repartieron las tareas, 3 días en semana hacía las tareas del hogar y 3 días en la mina.
Blancanieves se enfadaba un poco cuando llegaba de la mina y estaban los cacharros sin fregar y ellos decían que no llegaban a la pila.
Blancanieves empezó a aprovechar su trabajo en la mina con el Instagram y colgaba fotos sexys de ella llena de hollín y picando en las piedras y empezó a ganar seguidores, hacía stories de cómo diferenciar un diamante y la moissanita y la tóxica la vuelve a ver y dice y va a buscarla a su casa disfrazada de abuela. Para que se quede dormida la da un cocido completo y se duerme por el sopor cuando llegan los enanos hacen un directo en Instagram que se ve como la tóxica incita a comer a Blancanieves todo el cocido:
– vamos come un poco más, que no has comido nada.
Al ver lo que hacía la tóxica empezó a perder seguidores y desapareció, pero Blancanieves no despertaba los enanos llamaron al médico, pero no le cogían el teléfono por el COVID y decidieron hacer una urna transparente y meterla. Sus seguidores iban a llevarla flores hasta que un día apareció su Crush y dijo quiero besarla, pero sus seguidoras feministas se manifestaron para decir que no ya que era un beso no consentido y tuvo que irse de repente apareció un Cabrero al ver allí tanta gente se acercó a cotillear:
– ¿Ka pasao?, ¿ka pasao?
Le contaron lo sucedido y dijo:
– Cómo no se va a despertar, ya verás déjame a mí
Y dijo a voz en grito:
– ¡LEVAAANTA!
Blancanieves despertó ipso facto y se fue a la mina a trabajar que era lunes y le tocaba.