CITA PARA UNO
Alicia Gomez Lagartera | Alicia Lagartera

2/5 - (1 voto)

Que vergüenza, seguro que la gente me mira cuando entre en el restaurante. La gente se va a dar cuenta que es mi primera vez. ¿Qué pensarán de mí? Seguro que les doy pena ¡¿Por qué he tenido que llegar a esto?!



Tengo ganas de conocer a alguien. A ese alguien. El alguien que me haga sentir especial.

¿Cómo será el siguiente? Mis últimas relaciones resultaron ser un desastre. Si se las puede llamar relaciones.

……

El último, Javi, era encantador, divertido, apasionado, todo lo que yo creía buscar. Pero no buscaba nada serio, me lo dejó claro la primera vez que quedamos. “Yo tampoco” le respondí. Pero cada vez que me escribía para quedar, cada vez que nos acostábamos, yo me pillaba más y más. “Deja fluir” me decía, pero a mi me fluía tener una relación más seria y a él no. Seguí quedando con él a pesar de ello, a pesar de que él nunca me daría lo que yo quería, lo que necesitaba, autoconvenciendome de que algún día cambiaría. Y cada vez me complicaba más la vida y cedía un poco más, perdiéndome a mí misma. ¡Pero si hasta os fuisteis a Tarifa juntos como “amigos” y se enrolló con una chica delante tuya y tú seguiste quedando con él!



¿En qué estabas pensando?

¿¿Tan poco te quieres??

Pues puede que no, quizá pensaba que no encontraría algo mejor.

O quizá simplemente soy idiota.



Después de Javi, vino Pablo, y luego Luis.

Nada. Con ninguno funcionó.



¿Por qué tengo tan mala suerte?



Estas apps que me recomendó Sara no me están funcionando nada. Es culpa de las apps que no hay nada interesante. Es culpa de Sara, por convencerme de utilizar esas cosas.



Seamos sinceras Alicia, probablemente sea culpa tuya.

……

¿Quizá el próximo sea el bueno?

Quien sabe, la esperanza es lo último que se pierde. Mira JLO, a la cuarta va la vencida.

……

Tengo que aprender a estar sola.

……

Estoy nerviosa.



Creo que es este sitio. Si, Google pone que es aquí.

En las fotos parece más grande.

Bueno, me gusta, es agradable. Puede servir.

……

¡Qué bien! Hay una mesa en la ventana, ¿pregunto a la camarera o me siento directamente?



“Hola, ¿está libre la mesa de la ventana? Es para comer”

“Si claro, siéntate, ¿estás esperando a alguien?

“No, solo yo”