1280. CUESTIÓN DE SOFISTICACIÓN
Maria Jose Martinez | Mares

Rojo vivo y brillante con reflejos púrpura. Aroma frutal matizado por notas especiadas, ahumadas y balsámicas. Amable, fresco y suave en boca. Rioja, reserva, buena añada, el segundo vino mas caro del Mercadona. Una bossa-nova sonando por los altavoces, la tenue luz de las velas y el incienso de sándalo que inunda el ambiente…
¿Se puede pedir más? Poco a poco me introduzco en mis pensamientos, en mi yo consciente, me relajo, disfruto el momento, mi momento. El vino esta un poco fuerte, nunca me ha gustado el vino, solo mezclado con Coca-Cola, lo que vine siendo un calimocho. Que tiempos en los que te podías tomar un calimocho y nadie te juzgaba, cuando tu mayor preocupación era que el duro no tocara mucho el suelo para no coger una infección. Como echo de menos esos tiempos. Ahora empezando la cuarentena ( la de los años, no la del covid, otra no, por favor) un trabajo estresante, mal pagado, con un jefe incompetente de familia de pasta, boca grande y celebro reducido, un hijo que da razón a mi vida y a la vez se la quita, pero que guapo es el jodido, un divorcio a mis espaldas con su respectivo exmarido gilipollas y claro, como no podía ser de otra manera, mi año de terapia con un buen psicólogo.
De la terapia ha salido esta idea absurda. Tomate una noche para ti, deja a tu hijo con su padre, ten una cita contigo, ponte guapa y siéntete guapa, dedícate a ti, quiérete, tomate un buen vino y disfruta.
Me aburro, es hora de poner esta peli que me han recomendado, ganadora del festival de Berlin, que tiene una pinta increíble de tostón, pero soy una mujer refinada que dedica su viernes noche a curtirse, enriquecerse, proyecto lo que quiero en mi vida y no pienso abrir el Tinder.
Llevo unas bragas de encaje monísimas, super sexys y que se meten por el culo y no hay forma de sacarlas, las del Primark no se meten tanto, ¿será porque la gente que no tiene tanta clase tiene el culo más gordo?, ¿o es al revés? ¿O las mujeres con clase deben llevar siempre las bragas metidas por el culo? Puede ser, para que no se les olvide poner cara de estiradas. Me queda mucho por aprender, en cualquier caso, esta cita es solo conmigo, como dice mi psicólogo y no creo que a mi satisfayer le importe si llevo unas bragas de veinte euros o de dos.
Soy una mujer que se hace así misma, un ave fénix brotando de sus cenizas, una diosa de la feminidad, una guerrera, luchadora, nadie me puede parar y siendo todas estas cosas no importara si le echo un poco de Coca-Cola a este vino. ¡Mmmm ahora mucho mejor!.