241. CULEX PARK (EL PARQUE DE LOS MOSQUITOS)
Alberto Arecchi | Longobardo

Tenemos el deber de proteger las especies animales y vegetales que la naturaleza y los ancestros nos dejaron, para transmitirlas a la posteridad. Por eso hemos estudiado la oportunidad de promover un parque de preservación del mosquito. Conscientes de la matriz latina, gustaríamos llamarlo “Parcus Cúlicum”. Será más simple utilizar un neologismo, una mezcla de latino e inglés, y proponer un nombre “latinglés”: “Culex Park”.
El mosquito es un insecto maravilloso, capaz de horadar todas las protecciones para pinchar vuestra piel y hacer una hinchazón cien veces más grande que él mismo, para chupar pocos miligramos de sangre, necesaria para la fertilidad femenina. El mosquito es hermoso, una criatura típica de nuestra tierra, y anima las noches de verano, con su zumbido en tus orejas… ¡Oh, dulce musicalidad, mil veces superior a cualquier instrumento! Las alas, el equipo de perforación, las hermosas antenas de plumas, son obras maestras de ingeniería genética que el hombre nunca podría reproducir.
Nuestro proyecto consiste en la creación de un parque húmedo, para facilitar la vida y la reproducción de los mosquitos nativos. Será necesario controlar el suministro de sangre humana de calidad, para garantizar la fertilidad de las “inquilinas”.
Algunas empresas de insecticidas han lanzado productos nuevos, con lemas como: “¿Usted quiere para sus mosquitos alas iridiscentes y más brillantes? ¡Utilice el aceite X que hace su sangre más fluida y con vitamina!” “¿Mosquitos más hermosos? ¡Utilice en su piel el producto Y que mantendrá la trompa derecha y fuerte!”.
Ahora estamos en condiciones de mantener un registro de los mosquitos en nuestro parque y estamos procediendo a la inserción de un chip sin dolor. Tras la inserción, una pequeña colección de tejidos permite la evaluación del ADN del insecto. Esto nos permite seleccionar rápidamente las cepas de mosquitos autóctonos.
El público del parque tendrá que ser seleccionado. Los visitantes no deben traer cualquier tipo de repelente. Husmeadores profesionales conducirán el análisis del sudor de los huéspedes. Un cuestionario identificará y neutralizará cualquier tendencia mosquito-fóbica.
Se organizarán “Mosquito Parties” en las noches de verano que culminarán con el “Culex Summer Festival”, el último domingo de julio. En esa ocasión, serán elegidos Rey y Reina de los Mosquitos aquellos que mostrarán en su piel el número mayor de ronchas rojas.
Precisamente hoy, nuestro agente de publicidad me mostró la propuesta para el documental promocional. Aparece un pequeño hombre verde, con antenas en la cabeza. El campo de visión se abre y aparece en primer plano la antena de un mosquito, con plumas. Alrededor del jefe de la familia, todas las hembras del grupo están “afilando” sus trompetas para chupar. El hombre se ha convertido en una roncha única. Ya no es verde, pero iridiscente, de todos los colores del arco iris. El lema dice:
“El Mosquito es hermoso, el Mosquito es pequeño, pero fuerte”.
El título de la secuencia será: “The united colours of Culex Park”, “Los colores unidos del Culex Park”.