41. DE PREMIO EN PREMIO HASTA EL PREMIO FINAL
Javi JP | Jpalo

Raimundo Costa, arrastrado por la moda de los premios, o quizá por la necesidad, se presentó a tantos concursos y certámenes como pudo desde el día que lo decidió. Quería ganar el mayor número de premios posible. Le daba igual de qué: cuento, poesía, pintura, carrera de sacos, el caso es ganar. Su familia más cercana, al contrario que la lejana, le intentaba demostrar continuamente que esa obsesión por obtener premios no valia de nsda. Él pensaba que cuantos más premios tuviera, mejor persona sería. Reputación a raudales. Su gran objetivo era, incluso, llegar a tener el récord Guiness de premios conseguidos. Pero cuando estaba a punto de conseguirlo, otro premio, el del amor, se lo impidió. Una maciza, miembro del jurado del certamen nacional de rancheras le convenció con buenas artes de largarse a Veracruz. Y allí siguen.