149. DECÁLOGO PARA ANDAR EN BICICLETA
Claudia Alejandra Morales | NOVIEMBRE

1-Antes de comenzar, es fundamental chequear que su bicicleta no sea fija. No ponga esa cara. En Argentina un ladrón entró a una casa a robar y quiso escapar en una de esas. Busque en Google si no me cree. Le dejo el link, ya que insiste:
https://www.clarin.com/sociedad/entro-borracho-robar-casa-quiso-escapar-policia-bicicleta-fija_0_3FhuLiQKZ.html
2-Compruebe que la bicicleta tenga todas sus partes. Ruedas, manubrio, cadena. No se preocupe por el canastito para trastos si tiene más de 12 años (usted, no la bicicleta). Tal accesorio brinda una imagen infantil y muy poco glamorosa.
3-Consulte el pronóstico del tiempo. Si se avecina una tormenta, mejor quédese en casa. En Netflix puede encontrar algo. Eso sí, va a necesitar paciencia. De cada diez series con suerte una es excelente. Las otras son de buenas a regulares. Y después, vamos, está Sky Rojo.
4-Certifique que no haya nadie ya sentado. No es de buen gusto acomodarse encima de otra persona, aún si esa persona es su hermana.
5-Súbase. Apoye el trasero y sujétese fuerte pero no tanto, no es un Boeing 777. (Nota: Si quien va a usar la bicicleta es una chica, le recomiendo leer “Tres errores que harán que te duela el culo dando pedales”, la nota de Erkuden Almagro publicada el 16/03/2021 en El Correo de Álava. Creo que sería muy idiota de mi parte explicar de qué se trata.)
6-Empiece con el pie derecho en caso de ser diestro. Empuje hacia abajo y déjese llevar por el envión. Me gustaría mucho ganar este concurso, lo dejo aquí como un mensaje subliminal aunque reconozco que puedo ser tan sutil como mi estimado Erkuden. Si es zurdo, le conviene empezar con el izquierdo.
7-Vaya alternando el movimiento entre sus dos pies. Una obviedad, salvo que usted tenga tres pies, lo cual sería muy interesante. Llámeme de ser así.
8-Debo pensar más ítems. Podría haber titulado “Octálogo”, pero supuse que con ese encabezamiento, ni chance de que me lean. Y mucho menos, de ganar este concurso. Okey, aquí vamos. Pasee todo el tiempo que le plazca. Por ahora y no sé por cuánto tiempo, andar en bicicleta es gratis.
9-Reduzca la marcha en las esquinas y mire siempre hacia los costados si no quiere terminar del tamaño de la bocina de su bicicleta.
10-Encuentre su destino. Le juro que su bicicleta lo ignora por completo. Lo mismo pasa en la vida. Si usted no sabe adónde va, nadie podrá ayudarlo. Y sea todo lo feliz que pueda. Esto no tiene nada que ver con la temática del decálogo, lo sé. Pero hágame caso. Mañana es hoy. Que un día un chino se come una sopa de murciélago y sabe Dios en qué termina todo.