DESDE SIEMPRE
Josefa Martínez-Falero Platas | PM-F

Votar

Mi primera cita la llevo arrastrando toda mi vida, era muy joven y ella una madre de familia.

Solía merodear por lo que consideraba sus dominios y yo los míos, mi intención era divertirme un rato, locura de juventud, quería jugar con ella. Nuestra primera vez.. un saludo cordial, un medirnos las fuerzas y cada uno de vuelta a lo suyo.

Está claro que no lo vio así, lo consideró una intromisión desde el primer momento y me enseñó sus uñas ¡Todo un carácter!

En mi memoria siempre permanecerá esa imagen. Los años fueron pasando y ella siempre mantuvo su distancia, quiso dejar clara su jerarquía sobre mí. Seguí acercándome, debo reconocer que con no muy buenas intenciones, buscaba bronca, pero con su elegancia altiva me esquivaba desde su atalaya y observaba con displicencia.

Hoy he vuelto al lugar de nuestro primer encuentro , sé que ella ha fallecido, pero ahí están sus vástagos, sus muy dignos herederos y todo parece que sigue igual, a pesar de que ya no soy joven y ella la matriarca no está.. Desde el interior de la casa oigo a mi dueña decir ¿Quieres dejar en paz a los gatos? ¡Siempre igual! porque no olvidas aquella primera vez.