479. DESESCALADA
JUAN LUIS LORENZO GONZALEZ | JUANLU LORENZO

Soy enfermero, y en la primera ola del coronavirus, me lo cogí. La primera medida de aislamiento que tomé al llegar a casa, fué dejar de dormir con mi mujer, para protegerla, y los siguientes 14 dias me fuí a dormir, con mi vecina. Eso sí, al cabo de unos días volví a casa, porque mi vecina empezó con una tos seca mas fea, que no me gustaba nada. Al llegar a casa me llevé una sorpresa, al irme a dormir, en mi lado de la cama , había un aparatito chiquitito con forma de aspiradora. Digo, ¿este quién es? dice mi mujer, te presento a satisfayer, y no te dejes llevar por su tamaño, hace muy bien su trabajo, mucho mejor que el anterior ocupante. Digo, ¿ pero no estaban cerradas las tiendas?, dice mi mujer, Amazon, no. Digo, joder con los americanos, siempre metiendose donde no los llaman, Vietnam, Corea, en tu cama. Ahora entendí la cara de decepción de mi mujer el día de su cumple, me había pedido el satisfayer, y yo le regalé el satisfaction, el cd de los Rolling.
Un día, empeoré un poco, y llamé a mi médico de cabecera, que se llama Blas. tocan el timbre, contesto, ¿quien es?, dice , soy Blas, digo, ¿y lo dejan venir a verme? dice, sí, porque vengo con el EPI, digo, pues ya me quedo más tranquilo, el virus mas mortífero de la historia y vienen a atenderme los de barrio Sésamo. Si hay que traladarme en ambulancia, ¿quién conduce?, COCO.
Luego, llegó la desescalada. Y menos mal, hablando por teléfono con un amigo que no sabía nada de él, me dice, hay ya un ambiente en casa insoportable, mucha tensión, gritos, saltar por cualquier cosa, digo, ¿cuantos sois?, dice, vivo solo.
El primer día que abrireron los bares, salí y llegué borracho a casa, dice mi mujer, cariño esa no es la solución alcohólica que recomienda Simón.
Otro día llamé al teléfono de la desescalada y pregunté ¿ cuando se puede hacer tríos?, me contestaron, en la fase dos, pero solo se puede asistir un tercio de los parcipantes.
Otro día dijeron que se podía salir con los niños a pasear, y que se podía llevar un juguete, los míos sacaron la bicicleta. Al día siguiente salió mi mujer a pasear con el satisfayer, le digo, ¿que haces?, dice, sacar un juguete, digo, ya mujer, pero no erótico. digo, si no tiene ni forma humana, me quedé pensando, digo, mañana saco yo mi muñeca hinchable a pasear. Y la saqué, me dice un vecino, ¿ para qué le pones mascarilla?, si ella no puede contagiarse, digo, para taparle la boca y no se vaya de la lengua, que tenemos nuestros secretos.
Un día entra mi mujer en la habitación, dice, ¿ que haces? digo un trío, si estás solo, digo tecnicamente hablando es un trío, tú no estabas y la vecina no vendrá por que algún impresentable le ha pegado el coronavirus.