Dia de playa
Yesenia Solis Mena | Rebecca Raider

Votar

Hoy mis padres me llevan a mis primeras vacaciones, estoy tan feliz que me he levantado antes que todos y los he ayudado a preparase.

Hemos salido muy temprano de casa, voy en el coche pensando en todo lo que haré en la playa mientras canto una bonita canción.

Mi mamá me ha comprado muchos juguetes para jugar con la arena y el agua, me muero por estrenarlos.

Después de un rato al fin el coche se detiene, ¡sí, al fin!

Pero no veo el mar, ¿qué pasa?

Mis padres me dicen que hemos hecho una parada para comer algo y repostar.

¡No lo puedo creer!

Yo no quiero perder el tiempo, solo quiero llegar a la playa y conocer al fin el mar.

Por favor papi vamos ya, por favor mami vamos a la playa.

Después de un largo rato mis padres por fin vuelven al coche, Ahora tengo sueño, pero no me quiero dormir, estoy tan ansiosa, tengo tantas ganas de llegar a jugar a la playa y de ver el mar por primera vez.

Voy viendo a través de las ventanillas y no encuentro el mar.

Veo árboles grandes y pequeños, algunas casas, aves volando en lo alto y personas caminando.

Pero no veo el mar.

Después de mucho tiempo por fin vislumbro un horizonte azul.

Mi madre me dice que estamos cerca, y mi ansiedad aumenta.

El coche se detiene y mis padres bajan conmigo a la playa. Mami por favor tráeme mis juguetes, estoy tan feliz.

Mi mamá ha tendido una gran toalla en la playa y ha plantado una colorida sombrilla.

Mi papá y yo hemos construido un bonito castillo, luego hemos ido a buscar conchas y piedritas para decorarlo, también nos hemos bañado en el agua salada y jugueteado con las olas del mar.

Mi madre ha preparado unos bocadillos, esta comida sí que esta deliciosa.

¡Ha sido un día maravilloso!

Ha llegado la hora de irnos, estoy agotada pero no quiero irme, mi mamá me abraza y me dice que pronto volveremos, que nos queda mucho por explorar, me besa en la frente y me toma de la mano llevándome de vuelta en el coche.

Estoy muy cansada, cierro los ojos un momento, cuando me despierto, el coche se ha detenido frente a una bonita y colorida casita, mi mamá dice que hemos llegado.

Mi padre me lleva en brazos y me acuesta en una cómoda cama.

Estos días, estarán llenos de aventuras, al fin duermo feliz porque hoy mis sueños se hicieron realidad.