610. DISNEYGATE (MICRO CRÍTICAS LÓGICO-PEDAGÓGICAS)
CECILIA DENGRA ÁLVAREZ | CECI DENGRA

No es que quiera ser hater, me encantan las películas de Disney, pero considero que los guionistas, a veces, andan un poco cortos de luces. Hay cosas que no cuadran bajo el punto de vista de la lógica más elemental y que, a cualquiera que no sea miembro permanente de un jardín de infancia, le costará entender. Procedo a exponer.

Aladdín: ¿cómo es posible que Jazmin no se dé cuenta de que es LA MISMA PERSONA antes y después de transformarse en príncipe? Que me lo expliquen, por favor. ¿Es una analogía de lo tontas que somos las mujeres cuando un hombre nos dice que va a cambiar y nos lo creemos?

La Bella y la Bestia: que te gusten los perros tiene un pase. Pero que te enamores de uno que, no sólo te ha raptado, si no que, encima, es una especie de lobo-oso-cosa que te obliga a cenar con él? He tenido citas de Tinder mejores. Para mí que Bella se olía que en algún momento iba a convertirse en un rubio buenorro, lo cual suele pasar con todos los San Bernardos.

La Sirenita: parece ser que en el siglo XVIII no había bolígrafos.

Peter Pan: el único escenario en el que contemplo irme de la mano con un tío que entra
por mi ventana es si ese tío es Joseba de Carglass y tengo la luna rota. Frozen: la historia de dos hermanas que se llevan bien. VENGA HOMBRE.

Pocahontas: ¿cómo puedes entablar una conversación, ya ni te digo relación amorosa, sin hablar el mismo idioma? ¿Hasta tal punto da juego el lenguaje corporal?

Mulan: aquí se han marcado un Aladdín. Pero es que, además, si llega a ir a la lucha el padre, le habría devuelto a casa por estar enfermo, y todos felices y contentos. Claro que tampoco hubiera habido película.

Tarzán: analicemos el doblaje original de la película (inglés). Tarzán se ha criado con monos, Tarzán no habla, ni siquiera inglés. Jane es británica, Jane enseña a Tarzán a hablar inglés. Tarzán aprende a hablar, pero con acento americano. Bitch please, somos niños, pero no somos tontos.

La Cenicienta: nena, tan perfecto no te quedaría el zapato si se te cae en el primer escalón, digo yo.

Alicia en el país de las maravillas: “¿marihuana? ¿yo?”

Blancanieves y los siete enanitos: ¿no te dijo tu madre que no aceptaras caramelos de los
extraños?

El jorobado de Notre Dame: mención especial por ser la película más realista de Disney. O, ¿acaso esperabas que Esmeralda se enamorara perdidamente de Quasi?

La Bella durmiente: el Príncipe Encantador besando a Aurora mientras estaba en coma. ¿Eso no encaja en algún tipo penal? Corramos un estúpido velo.

¿Y el “quiero f*******” de Hércules? Adiós.