672. EL BARBERO Y SU LOCURA
REINALDO ADOLFO RIOS ROMERO | ALAN REY Mc Reinolds

…el barbudo se fue en busca del barbero,
pero el barbero ya en casa no prestaba el servicio a los barbudos.
Ahora el barbero deambulaba las calles como un vagabundo más
con sus largas barbas, y lo que menos le preocupaba era cortar
las largas barbas de los barbudos. Además, porque éste, el barbero,
estaba tan sumergido en su locura, que no atinaba en darse
cuenta que el loco y vagabundo barbudo había ido en busca
de su propia casa, la supuesta del barbero…