1030. EL DESAFÍO
Domingo Alberto Martínez Martín | RÓMULO ESDRÚJULO

Retuerce las muñecas y se quita las esposas. 5 segundos. Abrir candados y grilletes, deshacer nudos marineros o librarse de una camisa de fuerza es fácil; basta con esconder una ganzúa pequeña o tragarse la llave. Hay trampas más complicadas. La demencia de un padre que no recuerda ni cómo ponerse los pantalones. 20 segundos. La depresión de tu pareja por las condiciones en la fábrica de conservas. Un minuto. Su último aborto.
La falta de expectativas cuando la vida se convierte en una tarde de noviembre.
El reloj pasa de los tres minutos. La cortina cae de repente y Houdini aparece junto al tanque, empapado y jadeante, pero con una sonrisa de oreja a oreja. El teatro se viene abajo. La gente se pone en pie y corea su nombre: ¡Hou-di-ni!, ¡Hou-di-ni! Picado por el triunfo, el escapista cabriolea por el escenario como un purasangre andaluz.