EL DUELO DE LAS MADRES
MARTA ARTEAGA | MIYAZAKI

3.8/5 - (6 votos)

Cruzaron un océano entero.

Para ella duró toda una vida.

La llevaba bajo su aleta.

Le cantó todas las nanas del mundo.

Le contó todos los cuentos que no le contaría jamás.

Se dejó acunar junto a su cría.

Desde el norte hasta el sur de aquel océano.

Meciéndose.

En alta mar.

Tratando de asumir que ya no vivía.

Ahora.

Ni viviría mañana.

Ni nunca.

Más.

Abrió, en su cerebro, un lugar, para ir contra natura.

Para recrear su vida juntas,

Para escuchar sus sonidos cuando tuviese hambre.

Frío y sueño.

Para imaginar cómo sería…. Ella… Él las acompañaba a unos metros de distancia.

Vertiendo todo el amor de la vida sobre su amada ballena y su cría…

Ellas tejían un círculo alrededor de la madre y su bebé.

Hilvanando de afecto su dolor.



Cuando desde aquel barco sonó un vals.

que un pianista inglés tocaba para los tripulantes.

Ella pudo abrir un espacio en su interior.

Para bailar un vals junto a su cría.

Bailando un vals,

danzó con su existencia….

Dejó caer a su bebé ballena, hasta el fondo del océano.

Lloraron sus ojos mares.

Regando con su vida

la vida.