1515. EL SOMMELIER
Sheila Gonzalez Hortiguela | Sheila Lala

La tarde que conocimos al sommelier era demasiado pronto para cenar y demasiado tarde para eso que ahora llaman el tardeo.
– ¿Qué podemos tomar que no sea un café pero que tampoco sea un gintonic?- pregunté al chico de espesas pestañas mientras le daba veinticinco puntapiés a mi amiga bajo la mesa.
– Umm…¿una decisión?- respondió.
A los dos minutos volvió con dos verdejos y una sonrisa que decía “estoy soltero y no estoy en Tinder”. No lo dijo explícitamente; es que yo soy muy buena interpretando sonrisillas bajo mascarillas.
– Tía, ¿te has dado cuenta de que todos los que empiezan por Al están buenos? Este Alfonso está tremendo.
– Se llama Alfredo – puntualizó Isa – yo también he buscado su nombre en la solapa.
– Esto refuta mi teoría de que todos los tíos que empiezan por Al están buenos y hay que tirárselos.
– Whatt?
– Yo ,desde que sigo esta teoría, me he tirado a Alejandro, a Alvaro, a Alberto…
– Sí, y al Rafa, al Manu, al Miguel…
– ¡y al de Albacete!
Sorbo número uno: aromático, afrutado, risas.
– Teorías aparte, creo que estoy preparada para volverme a enamorar
– ¿En serio?
– Sí. Ayer me saltó una publicidad en instagram. Era de un evento que se hace bajo la única iluminación de las velas- dije poniendo voz de audiolibro-. Me pareció taaaan romántico que he comprado dos entradas para este sábado. Así que tengo tres días para encontrar al amor de mi vida. Porque la gente con el amor de sus vidas hace planes los sábados, ¿sabías?
Y tú sabías que esas velas van a pilas, ¿verdad?
Sorbo dos: pequeño toque amargo, acidez, pinchacito en el corazón
– ¿Ves? Ese es el problema. Que una descubre algo auténtico, con fuego, con preciosa toxicidad…y luego resulta…¡¡que va a pilas!! ¿Tú sabes lo que es la obsolescencia programada?
-¿Eso de que las bombillas las diseñan para que se rompan?
-¡Eso! Pues yo creo que el amor de hoy está obsolescientemente programado : – Sorbos tres ,cuatro, cinco, fin de la copa – Está hecho para no durar.
Y en ese momento aparecieron Alfredo y sus pestañas.
¿Otra del mismo?-dijo señalando la botella
Asentí.
Tras rellenar mi copa, Alfredo puso un portavelas entre nosotras, sacó una caja de cerillas, frotó la cabeza del fósforo contra el raspador, prendió la mecha y ¡blum! .
Sorbo seis : color dorado, intenso, like.
-¿Tú sabes qué es la obsolescencia programada?- le pregunté coqueta.
Ummm, no. ¿Y tú sabes qué es catar?
Catar es un país de Asia donde se va a jugar el mundial…
Isa y el sommelier se empezaron a reír.
-¿Te gustaría venir mañana a una cata conmigo?
Sí, dí que sí, swipe up derecha.
-Eh…ahhh…
-Mi maridaje viene también- dijo señalando a un muchacho en la barra.
-¿Tu maridaje?
-Es un poco pronto para llamarle marido y un poco tarde para decirle novio así que le llamo mi maridaje. Llevamos ocho años. Es un tío maravilloso Alan.
Isa y yo nos miramos, nos reímos y nos quedamos la botella.