El último match
Elena Correa Delgado | Ilda Watson

Votar

Les enseñé sus fotos a mis amigas del rebaño y todas balaron a la vez. Estábamos cansadas de corderitos y ovejas negras. En la aplicación, él sonreía mientras enseñaba sus colmillos afilados. Me contó que gustaban la luna llena y las chicas tiernas como yo. Yo le dije que me encantaba la hierba verde y los tipos duros como él.

Hablamos durante días. Me enviaba emoticonos de fueguitos y yo corazones rosas. Todo el rebaño estaba pendiente a nuestra historia de amor. Me propuso una primera cita y corrí sin parar por el pasto. Mis amigas me cortaron las pezuñas y me cardaron el pelo y se despidieron de mí en la verja mientras agitaban sus patitas con alegría.

Ya oscurecía cuando llegué al claro del bosque en el que habíamos quedado. Me atusé la lana y caminé en círculos hasta que escuché un primer aullido. Y luego otro, y otro, y otro…