839. ESPECTACULOS Y VARIOS
Jose Antonio Cobos Triguero | Jacobs Hidalgo

Mi hermano Pepe, el mayor, es albañil. Lleva años casado y le va bien. Después está mi Loli, dotada para los estudios, con becas y el esfuerzo de mis padres. Conociendo tus dotes lo mejor es que te hagas cocinero, al menos comer, podrás comer. Cogí el petate que me acompañó los años sirviendo a la patria, le pedí dos mil pesetas y saqué un billete de tren. Me dedicaré al espectáculo, fueron mis palabras despidiéndome de ellos en la estación.
-Miguelín… hazte cocinero…-Hazle caso a tu padre, que esta vez tiene razón.
Mi padre miró a mi madre sin entender el comentario. Mi madre aguantando la risa me abrazó y dejó dos manchas de lápiz de labios en las mejillas, las que desconocía llevar.
En una de las paradas, a unos cien kilómetros, entró al vagón una mujer, no estaba mal, unos diez años mayor que yo, pero fresca y apetecible. Sentada frente de mí, comenzó a pasarse la mano por su cara y mirarme. Yo poco ducho en el trabo con las féminas, no entendía nada.
-Tu novia debe quererte mucho para marcarte.
-yo…yo, no tengo novia. Le dije
-¿Entonces quién te dejó marcas en la cara?
me puse de pie y en unos espejos que llevan en alto los compartimentos me miré.
Más rojo que las marcas, con un pañuelo mojado con saliva me los iba a quitar.
-Mi… mi madre…
Antes de comenzar a limpiarme me dijjo, anda ven siéntate, tomando el pañuelo de mi mano, sacó un frasquito de colonia de su bolso y comenzó a frotarme las mejillas. Al estar ella de pie y yo sentado se debía encorvar un poco, no podía dejar de mirar el canalillo, que con la postura dejaba ver.
-Gracias… muchas gracias.
-Marga. Ofreciéndome la mano.
-Migueli…Miguel, yo Miguel. Doscientos kilómetros por delante. La invité a chacina que me puso mi madre y al vino que metió mi padre. Es viuda de hace unos años. Al oír mis intenciones de futuro, me dijo que en cierta forma ella también pertenece a ese mundo. Que el viaje era para la compra de artículos relacionados con la actividad.
Y aquí estoy, conseguido mi objetivo. Formo parte del mundo de las atracciones y espectáculos. Llevo varios años con la ex viuda. Cada día está más apetecible y a ella se la ve contenta conmigo.
Tómbola »LA CARTAGENERA». Fui quien con mi creatividad inventó lo de »a ver secretario, míreme si el boleto del caballero tiene premio» después me lo han copiado. Que poca imaginación.
El primero con la muñeca »chochona y el perrito piloto»…