592. EYACULACIÓN PRECOZ
IRENE GOLDEN | Serenipia

Cuentan que la primera noche de amor de los tiempos fue tan decepcionante que la fogosa Eva, a falta de cigarrillos, tuvo que mordisquear una manzana para matar el aburrimiento.