442. FRESCA Y DESCARADA
William Edwin Martin Vásquez Castro | Nevada

Dicen que está con otra mujer, pero yo no les creo. ¡Es que no saben que la otra mujer soy yo! ¿No es notorio? Se recontra friega conmigo, no me va a importar que el cielo se me desplomé y que el mundo se me venga abajo; porque, si eso es cierto (¡espero que no por su bien!), voy donde su esposa y le digo que nos está engañando y encima le armó escándalo en todas partes. ¡Que se habrá creído, venirse a burlar de mí!