759. IDIOTAS
Javi Gracia Sanchis | Psicogrageas

Un grupo de jóvenes debatían sobre si la forma correcta de servirse un bol de leche con cereales era vertir primero los cereales y luego la leche o si, por el contrario, era la leche el primer elemento que tenía que depositarse y los cereales el segundo de los dos. Entre risas, se acusaban unos a otros de indignos por pertenecer al bando opuesto, pero en el fondo todos eran conscientes de que formaban parte del mismo equipo: el de los idiotas que establecen discusiones absurdas sobre si en los boles de leche con cereales el orden a seguir en la disposición de los ingredientes debe ser uno u otro. Justo la misma clase de idiota que yo era y que me llevaba a explorar opciones alternativas en el orden de introducción de elementos en un bol, como por ejemplo la de alternar sucesivamente chorrito de leche con unidad de cereal, un método mucho más lento pero a todas luces más absurdo y más idiota de lo que esos principiantes todavía demasiado obnubilados por su propia idiotez podían soñar con ser jamás. O como el de echar primero la leche, luego los cereales y por último colocar el tazón, hasta entonces ausente, sobre el charquito de leche con cereales formado en la superficie víctima de precipitación, otro método imbécil a más no poder y que por supuesto jamás pondría en práctica.