213. JAJAJA
Alejandro Morellón Mariano | Gepetto

JAJAJA

PRÓXIMA PARADA: EUGENIA DE MONTIJO-NUESTRA SEÑORA DE FATIMA
—¿Ya nos toca?
—Aún quedan siete paradas, no te rayes.
—Jo tía, este bus va mazo lento.
—Oye.
—Dime.
—Que te he visto escribir JAJAJA en el Whatsapp.
—¿Y?
—Pero no te estás riendo.
—Pues claro.
—¿Cómo que pues claro?
—Que lo hace todo el mundo.
—Pues serás mazo falsa, ¿no?
—Qué va.
—Ya ves que sí.
—Que no tía, que la gente lo hace.
—Yo no lo hago.
—No soy una falsa, ¿vale? Estoy siendo supernarrativa

PRÓXIMA PARADA: EUGENIA DE MONTIJO Nº78
—¿Qué dices ahora de narrativa?
—La profe de lengua lo dijo la semana pasada, ¿sabes?
—¿El qué?
—Pues eso, que la gente no habla como escribe.
—Yo sí.
—Que no, que leí la carta que le escribiste a Xavi.
—¿Qué carta?
—La de cuando te liaste con el otro.
—Vale ¿y qué?
—Que escribiste la palabra «pesadumbre».
—…
—Y tú no hablas así, tía.
—Porque lo leí en una novela y me moló, ¿vale?
—¿Qué novela?
—Una.
—Entonces tú también eres narrativa.
—¡Qué dices!
—Que sí, como lo de mi JAJAJA.
—Pero tu JAJAJA es falso, crea ilusiones estereotipadas.
—Es un artificio literario.
—Sí, pero alteras la concepción que el otro está teniendo de ti.
—Acaso no es todo ilusión, ya lo decía Calderón.
—Camarón.
—No, Calderón. El de la barca.

PRÓXIMA PARADA: GRAL. RICARDOS-EUGENIA DE MONTIJO
—El tío ese cree que tú estás riéndote mazo y en realidad estás con cara de superaburrimiento esperando que llegue nuestra parada.
—Pero todas las relaciones se basan en un código dramático. El lenguaje crea imaginarios.
—Pero el objeto último de la comunicación se pierde.
—No se pierde, se transforma.
—Se transforma, como tú dices, en un artificio.

PRÓXIMA PARADA: GRAL. RICARDOS-NTRA.SRA. DE LA LUZ
—Yo quiero entender el lenguaje no como un estadio evolutivo sino como un remedio.
—¿Un remedio para qué?
—Para nuestro nivel de incomprensión, nuestra categoría disfuncional de ser humanos.
—…
—La comunicación para paliar nuestras desemejanzas.
—¿Me estás diciendo que no existe la verdad en el lenguaje?
—No, te digo que el lenguaje crea su propia realidad.

PRÓXIMA PARADA: GRAL. RICARDOS-Pº MUÑOZ GRANDES
—No sé, tía.
—Que sí, hazme caso. Fíjate en el lenguaje performativo.
—Pero, pava, no me ralles. No te me vayas de semiótica avanzada ahora.
—Es que lo vi en un libro de mi hermano. Es cuando el lenguaje ya no solo describe un hecho, sino que lo realiza. Establece una dimensión extralingüística, el signo se convierte en símbolo. Como cuando el cura dice lo de: os declaro marido y mujer. Los está casando solo con la palabra. ¿Lo entiendes?
—…
—Así, el lenguaje está creando realidades. Absolutas realidades que se transforman e interactúan en el mismo plano de existencia en el que estamos todos inmersos.
—Creo que al final me vas a convencer.
—¿Sí?
—Argumentas como nadie, tía.
—¿Vas a empezar a usar el JAJAJA?
—Ya lo creo.
—JAJAJA.
—JAJAJA.

PRÓXIMA PARADA: GRAL. RICARDOS-OCA
—Joder, nos hemos pasao la parada.
—Pues sí.