1533. JUVENTUD DE TERCERA EDAD
Ulises Romero Santos | SUR

Lo que muchos verían como una excursión del Imserso yo estaba seguro de que era un aquelarre de brujas. Señoras orondas con el dinero justo como para quemar la noche a ritmo de salsa y coplas de antaño, exhibiendo en todos los sentidos la juventud bajo sus arrugas. La vejez es la época más salvaje de la adolescencia, el pudor y el miedo pasan igual de rápido que el tiempo. Les recuerdo su medicación, pero ellas prefieren eso del carpe diem y me dicen: “niño, aquí la única pastilla que tomamos es la del día después”.