321. LA CARTA
Víctor Almazán | Vic Data

Ilustre doctor Saussure: cuando escriba la última palabra de esta carta moriré. Al fin podré librarme de tantas incertid… y abatimient… que he arrostrado con mi ignota enfermed… Mi muerte demostrará que es usted un fraude. Usted y muchos médicos antes que usted me han achacado docenas de padecimien… para justificar sus diagnóst… erróneos. Todas aquellas descargas eléctric… en mis sensibles genitales; todos esos días alimentado solo con kombucha; todas esas agujas clavadas entre mis dedos no sirvieron más que para hacerme perder el menor apego por la vida. Y también mis ahorros. Maldito ladrón. Maldito sádico. Malditos todos.
Pero gracias a una casualid… (un manual psiquiátr…) he descubierto el problema; no soy autista ni esquizofr… ni idiota, como usted mismo llegó a insinuar: simplemen… le tengo miedo a las palabras largas. ¿Cómo pudo suceder algo así? No tengo la menor idea, no soy psiquiatra. Aunque usted, por lo que he podido comprobar y sufrir, tampoco merece tal título. Espero que nunca pueda arrancar mi muerte de su conciencia. Mi problema, señor, es que sufro hipopotomonstrosesquipedaliofobia.