62. LA COVI
Francisco Javier Ruiz Romero | Covivi Amicron

La covi, ese mostruo implacable que ma cechaba tras el quicio de la puerta. Vivír con er miedo amarrao a los hueso por la sircuntansia típica de semehante terro. La covi ,cabesa hijo, pánico es poco,antiaye me orine ensima por qué la sentí tras de mí fornida esparda ,tallada por los diose griego (e incluso u inclusive romano) y mi masculinidá quedó en entredisho conmigo mimmo y por ahí no, por ahí si no que no quillo…La covi, hijaputa la Covadonga,mi vesina,que se conoce que al sé la presidenta de la comunidá y debè yo lo meno 1500 euro en resibos me tiene perseguiito vivo. Asín no se puede de viví cabesa…que angustia. Ponme otro entrefino y uno chocos,rasion no tapa,que me se pase el susto cohone…Hija puta la Covi,esta nos entierra a toditos tos,y si no,ar tiempo. La caló que hase aquí ¿Si o qué?