955. LA HUELLA GENITAL
Xavier Carreras Juanico | "X"de "XAVI MINIGOFFIE"

LA HUELLA GENITAL.
Cuando tenía 18 años, en los años ochenta, trabajaba en mi primer empleo, en la Banca Caja de todos los ahorradores, y atendí a una señora gitana, que quería hacer un reintegro, con su libreta de ahorros.
Ésta es la conversación que mantuve con ella:
• Quiero que me desquite todo el dinero de mi momia.
• Dejeme la libreta, por favor, señora.
• No la llevo encima.
• Da igual no hay problema, déjeme su carnet de identidad, por favor.
Ella me lo busca, y me lo da, y yo le hago la operación con el terminal, y le muestro un papel, y le digo:
• Firme aquí por favor.
• ¿Que es eso de firmar?
• Da igual, ponga una X en este papel que le doy.
• No sé que es poner una X, ni el que és una X.
• Da igual, ponga la huella digital en este papel que le doy.
• ¿Qué dice hombre, que ponga la huella genital?.
Todos los empleados y clientes se echaron a reír.
• No señora, unte el dedo en este recipiente de tinta y ponga el dedo encima de este papel.
• Ah, y entonces los hombres, lo hacen poniendo el miembro viril, hasta que el unte de tinta se llena. ¿No?.
• Si señora, así mismo, y lo hace muy bien, y aquí tiene los dineros de su mòmia particular bancaria. Pero otro día venga aprendida en hacer como mínimo, una simple X, y así no me tendrá que mostrarme su huella genital, tan descomunal, a mi, y a todos los trabajadores y clientes, de esta oficina. Que ya vamos saturados de clientes y no queremos que gracias a usted aún vengan más.
Mientras tanto, todos los empleados y clientes no pararon de reír, y reír y reír, y hasta la señora gitana que no era tonta, ya de buen principio, todo lo dijo con suma gracia.