593. LA MUSA INOPORTUNA
IRENE GOLDEN | Serena

Cuando el puñetero dinosaurio llegó estaba yo por acostarme.