210. LAS ABUELAS
Melani Arias hombrados | Melanini

Qué suerte tenemos las personas que tenemos abuela porque las que no las tenemos, nos acordamos mucho de ellas yo me acuerdo mucho de la mía.Me acuerdo mucho sobre todo aquellos reyes cuando bajaba mi abuela a casa en plan máximo secreto como si de un código se tratara me cogía con su mano y en el oído muy bajito me decía toma toma…para que te compres un frasco de colonia si así silencioso me lo decía y luego me metía las mil pesetas dentro de la mano como si fuera la máxima autoridad de una mafia ,recuerdo a mi abuela cuando me llevaba al colegio,es que me vestía y me peinaba ella,me hacía las coletas tan estiradas que parecía un dibujo japonés,antes de entrar al colegio mi abuela me compraba un bollo y me lo envolvía en papel de periódico y me lo metía en la mochila,que recuerdos tan bonitos aquel bollos donde podías leer hasta las letras que quedaban marcadas… y a la salida del colegio íbamos al parque donde me caía y me desollaba las rodillas con aquellos columpios de hierro pero ahí estaba mi abuela que sacaba de su bolsillo su pañuelo escupía disimuladamente y me limpiaba yo no sé qué magia tenía aquello pero a mí se me curaba….a la hora de la comida mi abuela no me dejaba con hambre…platos descomunales como si jamás hubiera comido las lentejas me las tenías que comer en menos de media hora porque se le iba el hierro,y al zumo de naranja las vitaminas,era algo que controlaba mucho…. mi abuela tenía ese poder y otros más….ella estaba haciendo punto y cuándo pensabas que no te veía tu muy silenciosamente habrías la puerta para salir a la calle y antes de abrir decía.dónde crees q vas!! Los deberes!! Como lo hacía? No se…es algo que no lo pude saber jamás.
Mi abuela era muy creyente rezaba siempre ,para todo era Santa Rita…¡¡abuela…!!! Q no encuentro mi zapato!!!! Reza a Santa Rita…abuuuuu que no se dónde está mi mochilaaa!! Reza a Santa Rita….y así se tiraba los días….yo la recuerdo todos los días luego era una mujer que no se quejaba,todos los años le compraban el mismo regalo para navidades y ella tan feliz….abuelaaa mira esto es para ti!!! Y ella haciéndose la sorprendida…¡Andaaaa!!unas zapatillas de casa que bonitas no me lo esperaba…mi abuela era así siempre la veías sonriendo y en el barrio una mujer muy sociable todo el mundo la tenía aprecio sobre todo su amiga Águeda las dos cuando se juntaban eran la bomba,cuando Águeda subía a casa se sabía que había estado pues encima de la mesa camilla había dos copitas de anís….y veías a mi abuela muy contenta cantando la tarara…era su vía de escape aquellos momentos con su amiga de toda la vida.Recuerdo también su habitación crucifijo en la pared y el optalidon en la mesilla,un cuadro de Santa Rita y la foto de Pedro Piqueras era fan numero 1.