LE QUERÍAN MATAR.
Maria José Rosado Higuero | Chuly

Votar

¡Le querían matar!

Todos gritaban… ¡a por él! …

Haciendo desencajar los rostros extraños que se encontraban en aquel lugar.

Haciendo paralizar a cualquiera que oyera aquella expresión.

¡Le querían matar!

Todos preguntaban, ¿qué fue lo que robó o a quién agredió, para que esos hombres quisieran tomar venganza?

¡Le querían matar!

Unos llevaban palos, otros, puños cerrados, todos cargados de ira, maldad.

El acosado tropezó, haciéndo desplomar su cuerpo en un colchón duro, frío, sucio por la rutina ajetreada del día a día.

Aquel que fue juzgado llegó a ser atrapado por unos cuantos.

Mientras golpeaban aquel indefenso cuerpo tumbado, unos grababan imágenes en sus móviles.

Gritaban y gritaban entre dientes unas palabras crueles, despectivas.

El cazado se protegía, un cuerpo acurrucado estaba siendo golpeado.

¡Le querían matar!

Todo por su elección a la hora de elegir a quién amar.

Por ser elegido uno igual, por besar, acariciar a alguien que también usa maquinilla de afeitar.

Sirenas a lo lejos, que no tarden en llegar.

Hablemos del miedo, juguemos a ser sinceros.

Hablemos del miedo, ese que hace ponernos caretas, escondernos en personas que no somos.

Hablemos del miedo, de los daños colaterales que causa tenerlo cerca.

Miedo amar y no ser correspondido.

Miedo a volver a tener una cicatriz no sólo en el cuerpo, sino en el corazón.

Miedo abrirnos en canal siendo vulnerables con la persona equivocada.

Mire atrás una y otra vez, maldita sea aquellos que sólo querían agredir.

Suspiré, pensé, ¿y si le tocase a mi hijo?, pero ¿porqué vivir así con el corazón en la mano, asustados?.

Mientras marchaba no podía dejar de pensar… ¡Le querían matar!