MAMÁ
Tamara Rodrigo Maestud | Tamara

4.4/5 - (5 votos)

Nunca olvidaré el día que te vi por primera vez.

Contigo he vivido muchas primeras veces, pero ninguna tan especial como esta. Primera vez que te vi y te escuché.

Iba tan nerviosa… Las preguntas previas ni las recuerdo. Solo sabía que saldría de aquella sala siendo o la persona más afortunada del mundo o la más desgraciada. Sabía que saldría por aquella puerta siendo una persona completamente distinta, para bien o para mal. Fui sola y ahora que lo pienso, prefiero que fuera así. Porque fue nuestro momento más íntimo y especial.

Me temblaban las piernas mientras me desnudaba.

Y te vi.

A través de una pantalla te vi.

A través de una pantalla te escuché. A toda velocidad, como el galope de un caballo. Tu corazón.

Ocho semanas de vida y ahí estabas, dentro de mí, agarrada a la vida.

No pude más que llorar agradeciendo a la vida vivir ese momento.

Tú, princesa, me has regalado tantas primeras veces que nunca olvidaré. Ésa primera vez en la que te vi a través de la pantalla de un ecógrafo. La primera vez que escuché tu corazón. La primera vez que sentí tus movimientos.

No puedo esperar a tenerte entre mis brazos.

No sé quien le ha dado la vida a quien.

Gracias por regalarme por primera vez el título de “Mamá”.