1326. MAÑANA EMPIEZO
Luana Máximo | Mrs Uzala

Solo llevo tres días sin trabajar y ya me estoy volviendo loca. Tres putos días en los que no he tenido que levantarme a las seis de la mañana, tomarme un vaso de agua con limón con la fe de que conseguiré hacer caca antes de ir a currar cuando se perfectamente que me van a entrar ganas en medio de una reunión con mi jefa, quien estoy segura que no caga nunca. Tres días en los que he podido echarme una siesta, pero no lo he hecho, porque estoy tan metida en la mierda o en la productividad, que cuando me acuesto no dejo de pensar en la guerra, el calentamiento global y la salud mental de Britney Spears, así que decido pensar mejor en que debería restaurar todos mis muebles o peinarme y maquillarme mejor; así que miro unos cuantos vídeos durante un par de horas para aprender trucos económicos y ser super cool pero cuando termino, la mano se me ha dormido de sujetar el móvil y se me han quitado las ganas de todo, excepto de comer.

Hace tres días estaba trabajando en un sub-sótano con ínfulas de plató, jurando que cuando dejara de currar en esa mierda volvería a llevar una vida sana y consciente en la que no iría a todas partes con acidez y gases, porque comería haciendo mindfullness con cada bocado, disfrutando el presente en vez de querer comerme el presente compulsivamente con pan y fuet a todas horas. Cuando estuviera libre volvería a correr por el retiro y desayunar smoothies con apio, a hacer meditación cada mañana para tener menos canas, a escribir un diario que se convertiría en best seller, a disfrutar del sol con mi gato, a beber más agua y masturbarme imaginándome en situaciones exóticas y pasionales.

Sin embargo, llevo tres días sin trabajar y me siento perdida. Tengo la sensación de que estoy perdiendo el tiempo, no aprovechando el momento en el que debería estar disfrutando, escribiendo, viviendo. ¿Qué es lo que estoy haciendo con mi vida? Hoy he ido a comprar el antiojeras que llevo usando desde que nací y resulta que lo han descatalogado… ¿Qué cojones se supone que voy a hacer ahora? ¿Cómo ocultaré el cansancio? Joder, debería de dormir más y mejor; debería escuchar mi respiración y relajarme antes de irme a la cama… Mañana sin falta empiezo. Está decidido. Hoy, como ya es tarde y estoy cansada, elijo (por última vez) el camino fácil, mi sedante más eficaz ante la ansiedad y la depresión: ver por enésima vez Friends y quedarme placidamente dormida en el sofá creyendo que mi mayor problema es no tener el pelo como Rachel ni los vestidos de Phoebe.
Pero mañana sí que sí, empiezo mi nueva vida.