799. ¿ME SUICIDARÍAS, POR FAVOR?
Gabriel Oberhand | ElMasFeo

‘-Asistencia al suicida,…cómo le va? ¿En qué puedo ayudarlo?
Silencio incómodo
-Le explico: a mí no me preguntaron, si yo quería nacer, me obligaron a mantener esta vida que no pedí y no sólo a mantenerla, sino también a hacer algo con ella.
-¿Y usted qué quiere hacer?
-Terminarla
-¿Y quiere que yo lo ayude?
-Sí, me ayuda?
– …Si usted termina con su vida, no hay una segunda vida al morir.
-¿Quién dice eso?
-La lógica, al morir su cerebro se pudre y pierde consciencia
-¿Y la energía?
-La energía no puede concentrarse si no tiene límites corporales que la contengan.
-¿Me está diciendo que el alma no existe?
-La ciencia no puede demostrar la existencia de algo que no existe.
-De esta manera no me está ayudando, me está aburriendo.
-Un filósofo dijo que dios se aburría porque estaba solo y se cortó en partes, millones y millones de partes.
-¿Se suicidó?
-Cada una de esas partes es la creación, todos somos dios.
-¿El cadáver de dios? Con razón tengo mal olor siempre.
-Si usted se suicida, no podrá matarse del todo, sólo seguirá fragmentando su ser en partículas más pequeñas.
-¿Partículas? Me está confundiendo. ¿La naturaleza entonces es dios?
-Algo así.
-¡Pero si la naturaleza nos da vida para quitarla después!
Risa tapada
-¿De qué se ríe? ¿De mi?
-De lo absurdo, nunca lo había pensado de esa manera
-¿Me va a ayudar a suicidarme? ¿Sí o no?
– Está equivocado
-Todos me dicen eso
-¿Usted quiere que yo lo ayude a matarse?
-Se está burlando
Tos incomoda
-¿Por qué no se propone buscar la felicidad y abandona esto? Disfrute, relájese, no tiene sentido preocuparse tanto.
-¿Qué es la felicidad, olvidarme que tarde o temprano me voy a morir? ¿Para qué esperar el desenlace si ya sé el final del cuento?
-¿Usted quiere algo?
-Sí, morir
– Entonces no quiere nada, porque la vida es algo y la muerte es nada.
-Espere ya entendí, usted no ayuda al suicidio, usted quiere convencerme de que no lo haga…¿qué clase de ayuda es esa?
-Por eso le digo, usted está equivocado.
-¡Me quiero morir, que vergüenza, me equivoqué!
-No se preocupe, todos nos equivocamos.
-¿Me podría dar el número del teléfono correcto para que me ayuden, por favor?
Silencio corto.
-¿Le puedo hacer una última pregunta? ¿Usted está todos los días acá? ¿Las 24 horas?
Silencio largo
-¿Hola?….hola hola
Tu tu tu
Tuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

-No me gusta esto del suicidio, la muerte, son temas delicados, no me parece gracioso y mucho menos divertido.
-¿Usted quién es?
-El autor
-Yo soy el protagonista
-No me diga
-Autor, usted no entiende, esto es un juego literario, nadie se quiere morir, somos parte de una ficción, en mi caso me gustaría vivir para siempre
-¿Y el asistente que opina?
-El servicio queda cancelado de manera permanente lamentamos las molestias ocasionadas
-¡Por favor autor no termine el cuento! tengo una fami
Fin.