884. MORIRSE DE MUERTE
Francisco Javier Pozo Caballero | Javier Pozo

Me gustaría contar vivencias que son para morirse de muerte.
Cuando quedas con los amigos para tomar unas copas y te despistas cuando va al baño, vuelves y de repente se crea un caos, ni comparando con un atraco, una situación de terror porque créeme sentirán que estás muerto.
Pues sí, volví con la cremallera bajada y con la trompa fuera, pues no pasó desapercibido por desgracia, un despiste lo puede tener cualquiera y más si estas algo piripi, pues eso risas por parte de mis amigos, gritos, insultos, gente corriendo, si corriendo, madre mía fue para morirse y bueno tampoco tarde tanto en guardar el pajarito en su jaula, pero si fue desagradable que aquel día me quise morir.
¿Ah nadie le ha pasado?
Mi exnovia decía que mi trompa es bonita, me decía no eres feo, estas hay, pero tu trompa, tu trompa es hermosa, curioso ¿no? De hecho, quise poner en el Tinder la foto de mi fusil, ya saben, pero al final, no, bueno si la puse, pero me banearon la foto.

Ir al baño en verano con un pantalón claro y que no haya papel higiénico, pufs llames y no acuda nadie a socorrerte, que no haya cobertura para llamar a nadie y que pases unos minutos de muerte… Es duro, eh pues no pienso contar como salí de esa, pero fue un día de mier… La verdad que son pequeños detalles muy desagradables de tierra trágame.

Tener una cita a ciegas y que te digan que haces ruido comiendo, si bueno, pero “suspiro”, eran nachos, no considero que hiciera tanto jaleo y para colmo me sentí en una situación desagradable, piénsenlo, es difícil no hacer ruido, creo que nos tiramos comiendo los nachos toda la noche jajaja si al menos 4 horas, los camareros estaban desquiciados, pero madre mía lo peor es invitar a la cena y que se vaya sin despedirse como si hubiéramos hecho algo malo.

Hay tantas situaciones que hacen que uno quiera estar muerto y para los que nos rodean ser una situación graciosa, ya desde niño en el colegio pasan cosas como tu primer enamoramiento fallido, en tu adolescencia cuando estas solo en la habitación y de repente entra tu madre y te pilla jajajaj sacando brillo al fusil, ¿a nadie le ha pasado?

Tu primer trabajo donde todo lo que hagas, nada te sale bien y quieres morirte y sobre todo al ver tu primera nomina, un resbalón, una caída y el colmo cuando vas perdiendo facultades y te hacen sentir más mayor, si cuando nos llaman «Señores» y parece que estamos en otra época, ¿no?

Estas situaciones graciosas para los demás pero que para nosotros son de muerte al menos durante unos minutos, aunque por favor no olvidemos el resto del día y de las situaciones bonitas que vendrán que hacen que vivir merezca la pena, sientan la muerte como parte de la vida, disfrútenla.