798. NADIE MURIÓ, ALGUIEN LO MATÓ
Gabriel Oberhand | ElMasFeo

Alguien se enfrenta contra Nadie.
Nadie ganará como siempre, hasta el momento.
Es tiempo de que Alguien tenga una oportunidad.

El público no sólo observa, también comenta
-¿Qué hace?
Nadie tira agua bendita.
-¿Nadie cree?
-Si claro
-¿Dios juega ajedrez?
Alguien aparece, se sienta frente a Nadie.
El juego ya comenzó, la apertura es cerrada.
Nadie mueve.
E4
Alguien responde
E5
-Alguien dijo que olvidar lo aprendido es abrirse al otro
-Nadie dijo eso
-¿Se pueden callar, por favor?
Ac4
Ac5
Dh5
Cf6
-Nadie cree que el error es un acto creador.
-Alguien se equivocó
-shhhhhhhh
Dxf7++
El Público dice:
-Uhhhhhhh
-¿Jaque Mate Pastor?
-Entiendo ahora lo del agua bendita
-¡Es un milagro, Nadie puede ganar con tanta simpleza!
Nadie lleva la delantera
Nueva partida, “la revancha”.
Alguien juega, Nadie lo deja comenzar.
El peón avanza
G4
El público que observa sigue comentando
-¿El sufrimiento nos impulsa a crear?
-El conflicto es un gran motor, nos ayuda a buscar soluciones de manera inmediata.
-Alguien no se tiene que apurar, puede tomar distancia, analizar y calcular con más detenimiento.
-Para mí, en esta, Nadie vuelve a ganar.
-¿Y si Nadie pierde?
-¡Basta de hablar!
Nadie duda y mueve
E6
El peón de Alguien tiembla, necesita apoyo, Alguien lanza un nuevo peón al campo de batalla.
F3
-¿No Dios, que hizo?
-No lo pensó… actuó por impulso
La dama de Nadie, la dama negra, violenta y salvaje, busca los márgenes para dejar inmóvil a ese rey blanco y desprotegido.
Alguien grita –¡El tablero no es el límite!
El público observa espantado
Alguien se para en su silla, salta sobre Nadie y de manera inesperada arranca de un tirón su cabeza. Poseído por la furia Alguien se lleva la cabeza de Nadie a un rincón y comienza a masticar.
El público comenta
-La capturó
-¿Se la está comiendo?
Nadie sigue sentado, pero de su cuello destrozado no deja de salir sangre.
-¿Nadie está muerto?
-Quizá sea como en el juego, el rey no muere
-Tienes razón, queda atrapado, sin salida pero sin moverse de su posición, muy quieto en su casillero
La mano derecha de Nadie toma la dama
Dh4++
-¿Es el jaque mate del Loco?
-¡No puede ser, si perdió la cabeza!
-Nadie puede jugar sin cabeza
Alguien no soporta la derrota; arranca su propia cabeza e intenta reemplazar la cabeza de Nadie por la suya.
Alguien quiere ser como Nadie ha sido.
Al apoyar la cabeza de Nadie sobre sus hombros, se desploma sin vida.
El público queda en silencio.
Nadie ganó
-¿Esto está sucediendo?
-No sé, creo que sólo es un simple relato absurdo.