273. NOTICIAS FRESCAS
MANUEL FRANCISCO RODRÍGUEZ GARCÍA | ULISES LIMA

Seis de cada diez españoles piensan que la frase “En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…” es de un anuncio de quesos.

En la rueda de prensa que tuvo lugar después de que el jurado del premio XYZ de novela diera a conocer el nombre del ganador de la edición de este año, la joven escritora que recibió dicho galardón, dotado con medio millón de euros, comentó que se aburre mucho leyendo y que para entretenerse prefiere los debates (no se pierde uno) de “Sálvese quien pueda”, programa de televisión que precisamente presenta la ganadora del premio XYZ del año pasado. “Sálvese quien pueda” es un concurso en el que compiten varias parejas para ver quién sabe menos y donde se premia sobre todo la ignorancia.

Descubren al último ejemplar de catedrático de griego clásico en un paraje de la sierra de Gredos. Parece que el hombre está bastante flaco, además de desilusionado, y cuando los miembros de Protección Civil trataron de convencerlo para que regresara a la reserva natural, ese espacio protegido que el ministerio de Educación ha creado para los docentes en vías de extinción, el catedrático insistió para que lo dejaran en paz, pues antes de volver a la reserva, les dijo, prefería despeñarse por aquellos riscos, más que harto ya de un grupito de catedráticos de Filosofía a los que no les gusta mucho ducharse y se pasan las noches bebiendo whisky y jugando al póquer.
«Incluso fuman porros», se quejó el profesor, experto en la Ilíada.
(A la gente le gusta mucho visitar esa reserva donde habitan los pocos docentes que aún quedan en España. Un lugar que los fines de semana se llena de familias. Padres e hijos que disfrutan con el comportamiento un tanto errático de los profesores a la vez que les tiran piedras).

El chico de la pareja ganadora en la última edición del concurso “Sálvese quien pueda” ha decidido presentarse a presidente del gobierno por el partido NPNC (Ni pies ni cabeza) y según acaba de decir en la rueda de prensa convocada para dar a conocer su programa lo primero que piensa hacer, apenas ponga un pie en la Moncloa, es acabar con la España vaciada, que piensa llenar de garitos que abran las veinticuatro horas del día, como si fueran farmacias de guardia. En dichos bares y discotecas no pararán de celebrarse fiestas a las que acudirán todos esos guiris que tanto escándalo montan en Mallorca. Él mismo se encargará de llevar hasta allí en aviones privados. Faltaría más.

ÚLTIMA HORA: Pillan a Iñaki Urdangarin leyendo una novela de Thomas Mann en la playa.
—En lo que ha acabado este muchacho.