1467. PIROPO
José Luis Baños Vegas | Plinio

—Eres un verdadero sol —me dijo mi mujer mientras terminaba de maquillarse frente al espejo del cuarto de baño; algo extraño en ella porque, a decir verdad, nunca me piropeaba.
Poco después comenzaron a temblarme las piernas porque recordé de repente que esa mañana comenzaban las Rebajas en el centro comercial cercano a nuestra casa.