671. POR SU BIEN
Gorka González | Gregor Samsa

Finalmente, la comisión de padres y madres del instituto de Nuestra Señora de la Perpetua Asfixia decidió celebrar las jornadas sobre adicción a las nuevas tecnologías para prevenir que sus hijos cayesen en ese vicio.
La discusión sobre su organización duró en el grupo de WhatsApp hasta las dos de la mañana. Todo para acabar con la lacra que habían traído los móviles a sus vidas.
Los mensajes siguieron entrando, eso sí, ya que la madre de Alberto necesitaba con urgencia que alguien le pasara vidas para continuar en el Candy Crush y entre el padre de Lucía, la madre de Simeón y los padres de Laura comenzó una trepidante partida al apalabrados que el resto siguió animando a su progenitor favorito.
Al final se despidieron cuando la madre de Luis advirtió que su hijo estaba despierto y jugando a la consola. Todos, sin excepción, le dieron «me gusta» en la publicación que la buena mujer acababa de subir a Facebook.
Estaba claro que los hijos necesitaban esas jornadas.