1251. PÓSIT, IVA Y OTROS CONCEPTOS FELICES
SAGRARIO HERNANDO MARTÍNEZ | ARIADNA GAMAL

En estos tiempos actuales, todo debe ser imperativamente positivo y feliz, más que el tío Felicísimo de mi pueblo. Tanto es así que hoy me he propuesto reírme de la mismísima felicidad.

Y bien: ¿qué es ser feliz? Se lo pregunté hace poco a un feligrés de los «coaches» de Instagram -de los que imparten pan espiritual para hoy y hambre de seso, con «s» para mañana- y, tras un largo suspiro y un hondo pensamiento contesta: «Mmm…¡Vivir el momento presente!». Así que, decidí retardo, digo retarlo: «Imagínate que ahora mismo te agarran entre cuatro, hasta que se harten a darte puñetazos. Tú vives a tope el momento presente…¿Serías feliz?» Dubitativamente, trató de convencerme de que sí, con no sé qué razones…

Recuerdo también a un candidato a príncipe azul salido de una página de citas, que se hacía llamar Soy, que saludaba diciendo que un día sin haber sonreído era un día perdido y que si había sonreído hoy. Yo le respondí: «¡Hola! ¡Uy, qué poco me gustan las frases hechas y el que la autoayuda me obligue a sonreír o a lo que sea. He hecho toda la gama de muecas correspondientes, supongo que también sonreír… ¿Y tú? ¿Qué has hecho hoy? Eres. Yo también soy. ¿Sigues siendo?» Obviamente, dejó de ser…

Y, hablando de príncipes: no es que sean las aplicaciones de citas, sino que ahora, con eso de que se ha cambiado la boca por la mano, me explico: el darse besos por chocar puños, es mucho más difícil el transformar a una ranita en uno.

En fin, que os deseo mucho pósit, poco IVA y que las políticas de «huevín» sean con vosotros.

¡Hasta el próximo «webinario»!