Primera cena en casa
Patricia Collazo González | Lucía Anderson

Votar

Se me acumulan los garbanzos, se me rebelan las lentejas y se me estremecen las alubias. Hace tanto tiempo que no cocino para alguien… He puesto patas arriba media casa buscando sin éxito el libro de recetas aquel. Consulto en internet. Mezclo, tamizo, amaso y cuando del horno surgen extraños mazacotes, vuelvo a empezar.

Cuando llegas, llevo horas de intentos, tengo el pelo lleno de masa, quemaduras cubiertas de dentífrico en los antebrazos, y estornudo cuando me quieres besar.

Sonríes. He traído unas pizzas, dices. Y yo, sin dudarlo, te dejo pasar a mi cocina enharinada, a mis frustrados sueños de chef, a mi vida.