669. «SABIDURÍA POPULAR QUE NUNCA FALLA».
Ana Santos González | Ana Santos

De tal palo tal silla porque quien mucho abarca poco espacio le queda. A caballo regalado, buen entendedor. En pocas palabras: no le mires el diente. Si ves cien pájaros volando atrapa uno y sal corriendo, porque no es oro todo lo que reluce. Lo barato sale caro, ya te lo dijo tu abuela, que lo que fácil viene sale por la ventana porque la puerta se cerró y lo cómodo sería quedarse.
A rey muerto el tiempo lo cura todo, y ponte como una reina porque aunque la mona se vista de seda compuesta y sin novio se queda, como para vestir santos. La escoba nueva mueve montañas, y si barre bien… Fe tienes que tener. Un clavo se equivoca y el que tiene boca busca otra boca, ¿o saca otro clavo?
¡Ay! El amor, hoy por ti y mañana será otro día. Por ti yo canto y mi mal espanto, y aunque busco yo no encuentro, ni al hueso ni al perro. Dicen que amor por interés se acaba en un dos por tres y si no hay calor en el nido lo busca fuera el marido. Si quieres tener dinero mejor quédate soltero. La avaricia rompe el hábito, y al monje le confirman la regla como a una excepción, porque nadie es profeta en su tierra, aun siendo monje y teniendo la regla. Del árbol caído todos son el pecador, los que hacen leña y los que no. Con pecado o sin pecado ellos se juntan y Dios mira, observa y dando y dando, pajarito volando.
Donde comen dos comen tres, y si hay macarrones comen diez. En la cama y en la mesa es inútil la vergüenza: a buen comilón pocas tostadas no bastan. Si bebes para olvidar paga antes de empezar porque hoy no se fía; mañana sí, dice el tabernero. Quien ríe el último Dios le ayuda y quien madruga no creo que le haga mucha gracia. Lo que no mata te hace más fuerte o engorda, por eso antes estar gordito era señal de buena salud.
Me dieron gato y lo cuidé; la liebre me la comí con arroz. En boca cerrada no entran moscas ni salen tonterías, porque hay que pensar más lo que se dice y no decir tanto lo que se piensa, que por la boca muere el pez. Si piensas mal a veces aciertas porque hierba mala nunca muere. Al pan jamón y al vino un poco de queso. Donde fueres haz lo correcto, por si no vieres nada bueno. A valiente que no te gane nadie, siempre cortés y a lo hecho pecho, como los palomos, que si es cojo antes se coge al mentiroso. Porque ya se sabe que no hay bien que por mal no venga, o mal que por bien no vaya.

– Bueno, ya ha terminado la consulta. La próxima cita para dentro de 6 meses. Sigue al pie de la letra mis consejos y te irá muy bien. ¡El mundo es tuyo!