374. SAN FERMÍN PUNTO DE VISTA
María del Carmen Guzmán Ortega | Acuariana

SAN FERMÍN PUNTO DE VISTA

!Lo juro, lo juro y lo juro! ¡Esto no hay quien lo aguante! ¡Sólo quiero irme a casa! ¿Quién me ha metido en esta competición sin chicha ni limoná? Por mi madre de mi alma que no vuelvo a correr con mis coleguitas nunca más. Esto es de lo más idiota: correr, correr por estas calles estrechas y retorcidas mientras la gente aúlla, tropezándonos unos con otros, pisoteándonos y teniendo que soportar el olor a cebollino mezclado con alcohol y chorizo pamplonica. Será típico, pero a mí me la manfunflan.
En cuanto llegue a la plaza me cargo a uno de esos tíos que corren vestidos de blanco, pañuelito rojo al cuello y un periódico enrollado en la mano. ¡Vaya si me lo cargo!
Estoy que muerdo, la ira me come por dentro y no descansaré hasta vengarme de los que me han tenido encerrado y muerto de hambre; y me vengaré en lo primero que se mueva. Lo juro por la gorda de mi madre y por mi padre desconocido, que en cuanto llegue al callejón lo pisoteo, lo muerdo y lo ensarto por los fondillos, si serán gilipollas…
¡Con lo bien que estaba yo pastando hierba en el prado!