655. SIEMPRE PERDIENDO
Miguel Ángel Escudero Eble | Annette

Yo nunca me baño en el mar. El agua está muy fría, y yo soy demasiado friolera. Pero habría sido insufrible ver a ese pedazo de cachas haciéndole el boca a boca a mi hermana. Así que me estoy ahogando yo. Mira como chapoteo, hombretón. Que me ahogo, leches. Ya me ha visto. Cómo corre el tío. Se le tensa hasta el último músculo. ¿Por qué te paras? Alguien se ha desmayado en la playa. Es ella, cómo no. Le ha dado una insolación, claro. Bien jugado, zorra. Hala, ya se te lleva en brazos el cachas. Sed felices, yo ya me quedo aquí ahogándome.