960. SUCESOR A LAS PUERTAS DEL CIELO
SARA MORENO DIAZ | AZUDHITA

Hoy San Pedro ha decidido que está harto de pasar tanto tiempo solo en las puertas del cielo y tras hablar con Dios pide permiso para ausentarse unos días y disfrutar por fin de los placeres que ofrece el cielo, pero antes debe elegir a su sustituto.
Primero llama a Francis Bacon y le pregunta- ¿Puedes estar aquí de pie hasta que vuelva?. Este le responde- Claro que sí, porque si pude salir a la calle en pleno invierno y enterrar un pollo en el hielo para ver si se conservaba tengo paciencia para ello.
Después llamo a Alejandro I de Grecia y le hizo la misma pregunta a lo que éste contestó- Siempre que no tenga que ver monos lo hago encantado.
Viendo que los hombres no parecían satisfacer su pregunta llamo a Isadora Duncán que tras hacerle la misma pregunta, expresó sin más- Tengo un nudo en la garganta que no me deja respirar, no te puedes marchar. No, no quiero el puesto.
Cabizbajo llamo a Tycho Brahe, preguntó lo mismo como ya había hecho anteriormente y él dijo muy serio- No, no quiero estar aquí sin poder moverme por días y no poder dejar el puesto ni para ir al escusado.
Cada vez más preocupado con lo que oía llamo y le repitió la pregunta a Fernando el Católico que le rechazó explicando- No creo que pueda ya que mi viuda está esperando por mí.
A lo que San Pedro extrañado le preguntó- Pero cuál de ellas, ¿Isabel o Germana?.
Fernando sonrió y dijo- Isabel no, es mi querida Germana que se quedó con ganas tras mi muerte y ya que podemos estar juntos después de tomar mis polvos mágicos no quiere dejarme ir por mucho tiempo.
San Pedro resignado y tras preguntar a todos en el cielo le expuso a Dios- No me voy mi señor porque nadie es tan bueno como yo para el puesto.
Entonces Dios le señaló- Cualquiera es bueno San Pedro solo que te has dado cuenta que tú no has tenido una vida tan interesante como los demás y no quieres que se rían de ti dentro del cielo.