432. TIEMPO
Tamara Houbbi Aminchar | Gregoria Samsa

Odio pensar en el hecho de que durante toda nuestra vida académica nos han enseñado que el espacio es lo que depende del tiempo, que éste es invariable. Me enfurecí mucho al enterarme de que el tiempo es relativo, a pesar de que siempre me dijeron lo contrario. Pero entonces, al segundo, me vino la euforia de poder curiosear, pensar, indagar, sobre ese nuevo hallazgo. Recordé todas las veces que deseé tener el poder de manipular el tiempo. Me imaginaba lo poderosa que sería al tener la capacidad de pararlo, de viajar en él, de enmendar errores. Pero sobre todo de vengarme. De multiplicar el daño a todas las personas que me lo hicieron a mí. Pero si viajase al pasado para hacerlo, ¿sería realmente una venganza? En ese momento esa gente no me hizo mal, o incluso puede que estuviesen pensando en mi bien, puede que me quisiesen, respetasen y amasen. Realmente pensar e imaginar es gratis, pero dudo mucho que en algún momento me hayan considerado algo mejor que un ser inferior a ellos, puesto que me verían más fea, más gorda, más tonta… pero realmente yo sólo era más buena, pero con una obsesión constante con mi imagen. Mi imagen lo es todo, y sería capaz de ser maliciosa con el resto por tal de cuidarla, ya que quiero ser la más joven y bella, ¿o tal vez quiero que me consideren la más joven y bella? Puede que demoliendo a los demás lo consiga. Pero si volviese atrás para destrozar su autoestima, físicamente ellos seguirían igual, pero para mí el tiempo seguiría pasando. Tal vez a medida que vaya cobrando el dolor de la gente que odio, yo envejecería, dejaría de ser la más joven y bella, ¿paradójico. no? Tener dos deseos, y que uno me imposibilite el otro. Pero juro por la relatividad, que conseguiré manipular el tiempo, conseguiré ser la más joven y bella, y conseguiré matar los sentimientos de todos aquellos que me hicieron daño. Ya que una no puede morir dos veces, y ellos ya me mataron, sólo así conseguiré mi anhelada resurrección.