1016. UN VIAJE INOLVIDABLE
Amelia Matesanz Callado | Elebema

Recuerdo un viaje que mi marido y yo hicimos a Tenerife. Fue un viaje muy bonito e interesante, de esos que no se olvidan.
En el hotel donde nos alojamos coincidimos con dos parejas de la península y como vimos que nos llevábamos bien decidimos hacer excursiones juntos, así que alquilamos un coche para desplazarnos por la isla. Juan y Lucía eran una pareja muy especial. Ella siempre bajaba tarde a desayunar porque le gustaba dejar la habitación del hotel arreglada: hacia la cama, limpiaba el polvo, etc… hasta dejarla impoluta, no fuera que cuando llegara la señora de la limpieza la encontrase manga por hombro. Y cuando bajaba a desayunar siempre tomaba pan mojado en una copita de anís. Carlos y Elisa, el otro matrimonio, fueron cargados desde la península con paquetes de botellas de agua mineral porque alguien les había dicho que en Tenerife no había agua…
Un día íbamos todos en el coche alquilado para hacer nuestra excursión diaria y de pronto un camión que iba delante dejó caer a la carretera una caja muy grande…el camionero ni se enteró de la perdida. Nos bajamos del coche para ver qué contenía la caja y para nuestra sorpresa estaba llena de bolsas de patatas fritas…»¿Hoy que tomamos de aperitivo? patatas fritas, ¿y mañana? mañana también». Estaban buenísimas, pero estábamos ya que se nos salían por las orejas… Cuando abandonamos el hotel dejamos un armario lleno de bolsas de patatas. Para rematarlo, justo cuando salíamos me paró un chico y me preguntó si quería hacerme una foto de recuerdo. Yo acepté amablemente, me pidió que me sentara y de pronto vino con un mono, casi un orangután y me le plantó en las rodillas. Yo no sabía cómo ponerme ni que hacer, desde luego fue una foto para el recuerdo porque no hay más que verme en la instantánea, mi cara es un poema.
Fue un viaje inolvidable y lleno de anécdotas. Durante algún tiempo hemos mantenido amistad las tres parejas pero han ido pasando los años y nos hemos ido distanciando poco a poco, pero hay cosas que no se olvidan y siempre permanecen en nuestros recuerdos.