910. URGENCIAS
Juan Sánchez Morales | Juan carcajadas

Domingo por la mañana, no madrugo, pero me levanto con un dolor de estómago horrible,no puedo ni desayunar, unos pinchazos horribles de dolor de tripa, decido ir al hospital, concretamente a urgencias.
Llego a urgencias y me atiende una señorita muy amable.
Señorita: Que le pasa?
Yo: Buenos dias
Señorita: Dime
Yo: Mire que vengo porque tengo un dolor de tripa horrible y no aguanto más
Señorita: Como es el dolor del 1 al 10?
Yo: pues muy fuerte como pinchazos
Señorita: como son los pinchazos del 1 al 10?
Yo: pues si he venido un domingo por la mañana será de 9
Señorita: Pase a esa sala y le atenderán de inmediato.
Yo: gracias
Señorita: mueca
Entró en la sala y había unas 25 personas esperando, uno que si un brazo roto, otro corría la lavabo a vomitar (una mala noche la tiene cualquiera) otro cojeando vestido con ropa de deporte ( este perdió fijo)
Pero a mi lado había un señor con el ojo rojo, hinchado como los labios de Belén Esteban, y rojo como cuando se los pinta para el programa este de por las tardes que cuando lo pones gritas Dios salvame.
Sale una enfermera y llama al deportista cojo, y al mirar a mi derecha se fija en el hombre que tenía el ojo rojo.
Enfermera: Que le pasa a usted ? Porque no ha venido antes?
El del ojo: Pues no sé me he levantado así está mañana.
Enfermera: Déjeme que le echo un vistazo
Lo mira y le dice usted tiene un cuerpo extraño dentro del ojo, le voy a echar unas gotas y luego lo llamamos.
Le echa las gotas y se marcha para dentro con el cojo o sea el deportista.
Yo ya no podía aguantar más el dolor era horrible, y a la hora sale la enfermera y grita que pase el del cuerpo extraño.
Y se levanta un jorobado que había en la sal y dice: a ver yo voy a pasar, pero estás no son formas de llamar a la gente.