VERSIÓN ACTUAL DE ADÁN Y EVA
María JoséAmor Pérez | María José Amor Pérez

Votar

VERSION ACTUAL DE ADÁN Y EVA

-¡¡¡Evaaaa!!!

-Qué caray te pasa-responde una voz de mujer.

-Que te has ido y no me has dado el postre. Y ya he acabado el segundo plato.

-Pues búscalo tú mismo. Que Caín está con diarrea y lo ha dejado todo hecho un asco.

-Pero ¿dónde está el postre?

-¿Dónde va estar?

-No sé, tú me lo das siempre y no sé de dónde lo sacas.

-El colmo- responde Eva muy enfadada -¿Cómo caray he de decirte que está en la nevera? Hombres inútiles- dice para sí misma.

Adán se levanta, va a la nevera y al abrir grita:

-¡¡¡Evaaa!!! Que no veo nada.

-Pues abre los ojos demonios. Y tú Caín estate quieto de una vez.

-¡Mamáááá!

-La que falta. ¿Qué caray te pasa Abel?

Se escuchan lloros. A continuación, entra Abel con las rodillas sangrando.

-¡La madre que te parió! Pero ¿es que no puedo estar tranquila?

-¡Evaaaaa! Que en la nevera solo hay una manzana ¿qué hago?

-Caray pues ¡comértela!, mira tú.

-Y ¿tú no la quieres?

-Yo lo que quiero es que me dejéis en paz. Que ahora que estoy acabando de limpiar el culo a Caín, entra Abel sangrando.

Por unos momentos hay silencio.

Caín, ya limpio, sale lentamente mientras su madre saca algodón y agua oxigenada para limpiarle las rodillas a Abel.

-¡Que pica!¡¡¡ aaaay!!!- grita Abel

-Lo que pica «sanica» dicen los maños. Anda tú, ¡qué día!

-¡Qué es eso!-dice Adán que en ese momento entra en el cuarto de baño.

-Ji, ji, ji…-ríe Caín en un rincón mientras una enorme serpiente entra moviéndose de manera ondulante tras él.

Adán asustado se sube al váter mientras Abel se queda paralizado de miedo.

-Saca esa cosa de aquí Caín, que estás asustando a tu padre y a tu hermano. ¡¡¡Te he dicho mil veces que pares de pintar las mangueras de verde!!!- dice Eva fuera de sí.

Entonces Eva, coge la supuesta serpiente con una mano mientras con la otra le da un par de bofetones a Caín a quien deja berreando en un rincón.

Ella, a su vez alteradísima, sale del baño gritando:

-Y ahora, ¡me voy a hacer la siesta! así que ¡¡¡POBRE DEL QUE ME DESPIERTE!!!